TITULO NUEVO 2024

Lorem Ipsum es simplemente el texto de relleno de las imprentas y archivos de texto. Lorem Ipsum ha sido el texto de relleno estándar de las industrias desde el año 1500, cuando un impresor (

Titulo nuevo 2024

Mejores hábitos para la salud con soporte científico.
Nuestros suplementos dietarios son alimentos funcionales en polvo preparados
a base de Amaranto y Quinua con diversas variedades de Moringa, Guatila,
semillas de Chía , Cúrcuma , entra otras y enriquecidas con vitaminas y minerales

Cursos y Talleres

Grupomh

Sobre nosotros

Bien &+ es una empresa que busca generar y fomentar el bienestar, confort y salud en las personas a través de la promoción y venta de alimentos funcionales  enriquecidos con vitaminas, minerales y sustratos naturales como promotores y generadores de la prevención y tratamiento de diversas patologías que afectan la salud de las personas
 

 

Alimentos funcionales

¿Qué son y qué tipos hay?

Los alimentos funcionales son aquellos que además de sus efectos nutricionales habituales, tienen compuestos biológicos (nutrientes o no nutrientes), que mejoran algunas de las funciones del organismo y nos ayudan a mantenernos saludables.

Un alimento funcional tiene como objetivo reducir el riesgo de contraer enfermedades, bien modificando el alimento o añadiendo ingredientes con

efecto beneficioso sobre la salud. Son alimentos base en la dieta anticáncer porque pueden actuar en la prevención de ciertas enfermedades como el cáncer, la osteoporosis, enfermedades cardiovasculares o mejorar la salud gastrointestinal con un efecto probiótico.

Una dieta basada en alimentos funcionales puede prevenir enfermedades y, por tanto, alargar la vida.
Clic para tuitear
Hay que diferenciar los alimentos funcionales de los alimentos enriquecidos. Estos últimos son aquellos que nos aportan uno o varios nutrientes que se sabe que la población los presenta en déficit como puede ser la leche fortificada con calcio.

¿Cómo son los alimentos funcionales?

Para que un alimento sea funcional debe presentarse en forma de alimento, no en forma de cápsulas, pastillas o polvos. Transformar un alimento en funcional se puede hacer a través de varios métodos:

Sustituyendo un componente que puede llegar a ser nocivo para la salud por otro que presente un efecto beneficioso. Esto se hace, por ejemplo, eliminando las grasas. Una muestra serían las leches bajas en grasas o desnatadas.
Eliminando un componente que se sabe que causa un efecto perjudicial, como sucede en las leches infantiles en las que se elimina una parte de las proteínas que causan alergia.
Se puede aumentar la concentración de un ingrediente presente de forma natural en el alimento hasta llegar a un nivel en el que se produce el efecto deseado como sucede con el omega-3.
Aumentar un compuesto de manera sea más estable, o más disponible reduciendo el riesgo de padecer una enfermedad o produciendo un efecto beneficioso.
Un alimento puede llegar a ser funcional de distintas maneras, bien sea añadiendo o quitando algo a su composición.
Clic para tuitear
Los alimentos que se pueden considerar como funcionales son todos aquellos naturales, modificados o a los que se les han añadido ácidos grasos, vitaminas, minerales, sustancias antioxidantes, fibra, probióticos, prebióticos, simbióticos, antioxidantes y compuestos azufrados.

¿Qué son, clasificación y tipos existen?


Qué son los probióticos, prebióticos y simbióticos?
Desde Yo Elijo Cuidarme os explicamos la diferencia entre probióticos, prebióticos y simbióticos. Digamos que los tres en conjunto se podrían resumir como una clasificación de alimentos funcionales.

Los probióticos constituyen uno de los alimentos funcionales más consumidos y habitualmente se presentan como mezclas de lactobacilos y bifidobacterias.

Los prebióticos son ingredientes alimentarios, no digeribles, que afectan beneficiosamente al organismo mediante la estimulación selectiva del crecimiento y/o la actividad de una o de un número limitado de bacterias en el colon. Un buen ejemplo de este prebiótico es la leche materna que contiene oligosacáridos responsables de que se produzca mayor cantidad de bifidofacterias de los niños. Esto marca una diferencia con los bebés que se alimentan con leche de fórmula.
Los simbióticos son una mezcla equilibrada, de probióticos con prebióticos, con el fin de aumentar la resistencia y el volumen de los probiótico en el intestino grueso.
Es muy importante saber que el efecto beneficioso de estos ‘añadidos’ debe conseguirse con las cantidades que habitualmente se consumen del alimento en sí.

El interés de los consumidores, entre la dieta y la salud, ha incrementado la demanda de información sobre los alimentos funcionales y son muchos los factores sociales y demográficos que contribuyen simultáneamente al creciente interés en este tipo de alimentos.

Lista de sustancias que influyen en los alimentos funcionales
Entre las sustancias de origen natural con efectos funcionales destacan: el calcio, la fibra, la jalea real y compuestos antioxidantes.

El calcio tiene efectos beneficiosos sobre los dientes y los huesos. También algunos estudios lo han relacionado como beneficioso para la salud arterial.

La fibra es beneficiosa para el tránsito intestinal. La EFSA ha reconocido este beneficio para algunos tipos de fibra.

La jalea real es un líquido viscoso, amarillento y con un sabor ácido que contiene multitud de ingredientes de interés para la salud como son las vitaminas del grupo B y minerales como el zinc, selenio, cromo y magnesio y aminoácidos esenciales entre otras sustancias.

¿Qué alimentos se pueden transformar en funcionales?

Los productos lácteos, las frutas y verduras, los cereales integrales son algunos ejemplos de alimentos que pueden convertirse en funcionales.

El aceite de oliva virgen, las aceitunas, el yogur, los frutos secos, los cereales integrales, los pescados y las frutas o las hortalizas pueden considerarse verdaderos alimentos funcionales naturales.

En el mercado existe una amplia gama de alimentos funcionales, ¡solo tienes que observar!
Clic para tuitear
Hay evidencias científicas de que la dieta y la nutrición son factores muy importantes para el mantenimiento y promoción de la buena salud. Es por esto, que los alimentos funcionales no deben sustituir a ningún alimento natural, sino que deben incorporarse a nuestros aportes sobre la base de una dieta saludable, equilibrada y variada.

¿Que soluciones dan nuestros alimentos?

Metabolismo y grasa visceral

Los beneficios buscados a nivel metabólico consisten en la disminución de sensación de hambre, de predominio por el dulce o las harinas en horas de la tarde, regulación de digestión o llenura después de comer, inflamación de pies o sensación de pesadez corporal, fatiga, insomnio, dificultad para quemar depósitos de grasa abdominal.

 

Sistema inmunológico

El mantener un sistema inmune óptimo te permite niveles adecuados de energía, vitalidad, memoria, recuperación de sistema osteomuscular, recuperar sistemas metabólicos, digestivos, recuperación de energía después de cuadros infecciosos severos, caída de cabello, anti -edad.

 

Problemas de Artritis y/o artrosis:

El empleo de alimentos funcionales es un coadyuvante en el manejo de los síntomas asociados a éstas enfermedades como el dolor, fatiga, inflamación, perdida de fuerza y evitar la progresión del desarrollo de las enfermedades articulares.

 

Problemas de detoxificación

Es importante eliminar toxinas de los sistemas de drenaje cada 4 a 6 meses o tras la presencia de síntomas como la acumulación de grasa abdominal, inflamación en piernas, pesadez, problemas digestivos , dolor muscular, caída de cabello, piel , uñas, cabello desvitalizado, envejecimiento prematuro.

Problemas digestivos

Nuestros beneficios digestivos permiten regular la peristalsis o movimientos intestinales (distensión, pesadez, llenura, dolor), regulación de mucosas digestivas (gastritis reflujo), alto contenido en Fibra ( distensión y evacuación ) y la sensación de saciedad.

Ingredientes que tienen nuestros productos

Amaranto

Las semillas de amaranto son similares a las de la quinua, pero más pequeñas y de alto contenido nutricional. Generalmente se considera al amaranto como un grano. Sin embargo, por sus propiedades nutricionales se lo ha clasificado como un pseudo cereal.

Una de sus características más importantes es que NO CONTIENE GLUTEN y después de una serie de investigaciones se lo ha considerado como un superfood y ha sido denominado por la FAO como el «Mejor alimento de origen vegetal para el consumo humano»

Un alimento funcional tiene como objetivo reducir el riesgo de contraer enfermedades, bien modificando el alimento o añadiendo ingredientes con

efecto beneficioso sobre la salud. Son alimentos base en la dieta anticáncer porque pueden actuar en la prevención de ciertas enfermedades como el cáncer, la osteoporosis, enfermedades cardiovasculares o mejorar la salud gastrointestinal con un efecto probiótico.

Una dieta basada en alimentos funcionales puede prevenir enfermedades y, por tanto, alargar la vida.
Clic para tuitear
Hay que diferenciar los alimentos funcionales de los alimentos enriquecidos. Estos últimos son aquellos que nos aportan uno o varios nutrientes que se sabe que la población los presenta en déficit como puede ser la leche fortificada con calcio.

¿Para Qué Sirve El Amaranto?

El amaranto está considerado como el mejor alimento de origen vegetal para el consumo humano debido a sus fantásticas propiedades.

Entre las que destacan:

Su alto contenido de hierro y proteínas

Contiene 8 de los 9 aminoácidos esenciales.

Contiene el doble de calcio que la leche.

Es rico en magnesio.

Es fuente de vitaminas y minerales: A, B, C, B1, B2, B3, D y K.

Es rico en Ácido Fólico.

Es fuente de Fibra.

¿Por Qué Consumir El Amaranto?

Ayuda a prevenir el cáncer de colon.

Debido a su alto contenido de fibra, está recomendado para las personas que buscan mantenerse en forma.

Ayuda a controlar las enfermedades gastrointestinales.

Coayudante en enfermedades como: Osteoporosis, Diabetes, Obesidad, Estreñimiento, Insuficiencia Renal, Enfermedad Celíaca.

Debido a su alto contenido de triptófano, se recomienda su consumo personas que sufren de depresión, ansiedad, ataques de pánico, esquizofrenia, Asperger y autismo.

Ayuda a prevenir todas las enfermedades cardíacas. Está recomendado para pacientes oncológicos, geriátricos. Se recomienda su consumo para las mujeres embarazadas y durante la lactancia.

¿Cómo Puedo Incluir El Amaranto En Mi Dieta?

El amaranto puede ser consumido de diferentes maneras. Puede usarse el grano para ser cocinado y preparado en sopas, ensaladas y demás; se puede usar la harina para empanizar, elaborar cremas, salsas y acompañantes.

La gran popularidad del amaranto se encuentra en todos sus beneficios saludables que aporta al añadirlo a tu dieta, de hecho, la ONU lo declaró como un cultivo con alto potencial nutricional.

NUTRIENTES PRINCIPALES

Proteína

Aminoácidos esenciales

Hidratos de carbono

Almidón

Fibra

Minerales (Calcio, hierro, fósforo, potasio, zinc y magnesio)

Ácido fólico

Vitamina A, B1, B2, B3 y C

BENEFICIOS DEL AMARANTO

En primer lugar, aumenta el rendimiento físico y mental, sus proteínas, hidratos de carbono y fibra facilitan un buen suministro de glucosa a las neuronas. Ayuda a mantenerlas alerta y funcionan como una fuente natural de energía.

Disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares, contiene una coenzima llamada HMG-CoA, que actúa para evitar la acumulación de triglicéridos y colesterol.

Gracias a su bajo contenido calórico es excelente para mantener un peso saludable.

Además, es un antioxidante natural que ayuda a combatir los radicales libres y protege tus células del envejecimiento prematuro.

Mejora la salud de tu cabello, fomenta la producción de queratina, lo que le da fuerza, suavidad y lo protege de la caída.

Gracias a su fibra mejora el tránsito intestinal y combate el estreñimiento.

También contribuye a regular los niveles de glucosa en la sangre.

El grano de amaranto es una opción saludable para los celiacos, pues está libre de gluten.

La amarantina, proteína presente en el amaranto, tiene la capacidad de reducir la presión arterial.

Sus minerales y vitaminas, fortalecen el sistema óseo y combaten enfermedades como anemia y desnutrición.

Finalmente, su alto contenido de ácidos grasos esenciales ayuda a mantener la suavidad de la piel y humectarla naturalmente.

Chia

La chía se revela como un gran recurso de herbolario para combatir el colesterol alto y para prevenir las infecciones. Se comporta como antiinflamatoria, hipolipemiante, hipotensiva, tónico cardíaco, antioxidante,

laxante, demulcente, digestiva, depurativa, vitamínica y remineralizante.

Las principales indicaciones de las semillas de chía para la salud son las que te exponemos a continuación:

Como aporte importante de ácidos Omega 3, destaca por su valor como protector cardiovascular. Estos ácidos contribuyen a disminuir la viscosidad sanguínea y la agregación plaquetaria.

Se destina a reducir los niveles de colesterol LDL y de triglicéridos en sangre y a prevenir los accidentes vasculares. Disminuye las lipoproteínas LDL (colesterol malo) y aumenta las HDL (colesterol bueno).

La chía supone un apoyo para controlar la tensión arterial y para mantenerla en niveles normales.

Se le atribuye un ligero efecto hipoglucemiante y se ha indicado como complemento dietético para diabéticos.

Por su alto contenido en mucílagos, supone un recurso de primer orden para regular el tránsito intestinal y para combatir el estreñimiento, sea puntual o crónico. Presenta una gran capacidad para absorber agua, aumenta el bolo fecal y facilita la evacuación sin mayores problemas.

Por su efecto demulcente y antiinflamatorio, se indica en caso de irritación gástrica, gastritis y cólicos.

Se ha indicado la chía para el tratamiento de la diverticulosis, ya que los mucílagos, al contacto con el agua, forman un gel viscoso, que no sólo ayuda a evacuar, también pueden contribuir a reducir las bolsas de las paredes del intestino o divertículos.

Ejerce un suave efecto diurético y depurativo, ayuda a prevenir la retención de líquidos y las infecciones en las vías urinarias, como la cistitis.

Se considera coadyuvante en tratamientos para perder peso. La toma de semillas de chía, dejadas en reposo en agua, te aportan una clara sensación de saciedad al ingerirlas, que te invitará a dejar de comer.

Por su valor proteico, comparable al de algunas legumbres, se ha destinado a dar apoyo en dietas vegetarianas.

Gracias a su aporte vitamínico la salvia hispánica es útil en situaciones de fatiga y debilidad.

Te ayudará a aumentar la vitalidad y la capacidad de resistencia.

Se le atribuyen virtudes antioxidantes (vitamina C), útiles para defendernos de la acción de los radicales libres y para prevenir el acceso de infecciones.

Es también un buen aporte de calcio en la dieta, lo que favorece el fortalecimiento de los huesos y las articulaciones, y se ha señalado como un agente válido para prevenir la osteoporosis.

La presencia de omega 3 explica también su fuerza para ayudarte a prevenir el envejecimiento cutáneo, las arrugas, las uñas quebradizas y la piel seca y descamada.

A nivel externo, por su efecto antiinflamatorio y demulcente, se muestra útil en el tratamiento de dermatitis y reacciones alérgicas en la piel.

Actúa como un agente antiinflamatorio notable, útil como apoyo adicional para aliviar el dolor artrítico en enfermedades inflamatorias crónicas como la artritis reumatoide y la artrosis.

Se asocia a plantas digestivas y carminativas para favorecer la digestión y eliminar la sensación de empache.

La harina de las semillas de chía, al no contener gluten, es apta para personas celíacas.

Las hojas, por vía tópica, se han usado como analgésico local, sobre golpes, contusiones, calambres, dolores musculares y neurálgicos.

Moringa

La moringa o marango –como se le conoce en Latinoamérica– es un árbol de la familia de las moringáceas, de crecimiento rápido, que se ha cultivado en todo el arco subtropical del mundo, desde el Asia sudoriental y

Filipinas, hasta Centro y Sudamérica, pasando por África oriental y meridional (Etiopía, Kenya, Malawi, etcétera).

Se nos revela como una fuente extraordinaria de nutrientes, en especial de proteínas, vitaminas y minerales, lo cual podría servir para paliar una parte de las necesidades nutricionales de las poblaciones de ciertos países en desarrollo que se hallan en riesgo de desnutrición. Destaca también por su enorme potencial como medicina natural, y como aporte energético y proteínico para las personas y para el ganado, y por ello su cultivo se ha ido generalizando en muchos países, como estrategia para obtener nutrientes adicionales y recursos renovables para unas poblaciones injustamente empobrecidas.

Hoy día ya es posible encontrar en herbolarios y establecimientos dietéticos, pero también en encargos por Internet, una interesante variedad de productos herbarios que contienen moringa. Y, por otro lado, las fuentes donde se exaltan las virtudes de este árbol en la red, o en diferentes publicaciones científicas, divulgativas, o publicitarias, incluidos informes de la misma FAO, empiezan a ser ingentes.

Principios activos de la moringa

De la moringa se aprovechan los frutos, la corteza, las flores y la madera, pero con fines medicinales son las hojas, y también las semillas, su parte más valiosa.

Los principios activos de la moringa que le dotan de importancia medicinal y curativa son los siguientes:

Flavonoides como el kaempferol, la rutina y la quercitina; sustancias con un alto valor antioxidante, importantes para la salud cardiovascular y el sistema inmunitario.

Ácido clorogénico, sustancia que permite a la planta responder a las agresiones ambientales, y que actúa como antioxidante y antiinflamatorio.

Polifenoles, ácidos vainílico, ferúlico, melilótico, con actividad antioxidante, antiinflamatoria y antiséptica.

Ácido ascórbico (vitamina C).

Vitaminas A, E y del grupo B.

Sales minerales (potasio, calcio, hierro, magnesio, cinc).

Ácidos grasos insaturados en las semillas (ácido oleico).

Proteínas (en el fruto y en las semillas, entre un 47 y un 60% de su peso).

Aminoácidos, la moringa contiene hasta 18 de los 20 esenciales para la salud.

Curcuma

Propiedades y beneficios de la cúrcuma

La cúrcuma es una especia aromática que se usa en la cocina para condimentar diferentes platos, sin embargo, sus propiedades y para la salud no han pasado desapercibidos para la medicina natural.

¿Por qué la cúrcuma es buena para la salud?

Los compuestos de la cúrcuma, llamados curcuminoides (la curcumina, la demetoxicurcumina y la bisdemetoxicurcumina), le otorgan grandes propiedades medicinales a esta especia.

Sus aceites volátiles (turmerone, atlantone y zingiberene), proteínas, resinas y azúcares, también contribuyen su poder sanador. Además, para completar su perfil de ‘reina de las especias’, también contiene fibra dietética, vitaminas C, E y K, niacina, sodio, calcio, potasio, cobre, magnesio, hierro y zinc.

A continuación, vamos a comprobar cuáles son sus beneficios para la salud:

Alivia el malestar estomacal

La cúrcuma es un remedio natural muy efectivo para el malestar estomacal. Al tener propiedades antiinflamatorias, previene la acidez y calma el ardor de estómago, así como los trastornos digestivos en general.

Está recomendado para personas con falta de apetito, dispepsia, gastritis o digestión lenta. Los principios activos de esta especia favorecen la producción de jugos gástricos y pancreáticos, lo que ayuda a su vez a equilibrar el pH de estos órganos.

También es recomendada para evitar los gases que se producen en el intestino. Al ser carminativa, evita las flatulencias y los cólicos intestinales y es aconsejada para la atonía estomacal. Hay que tener en cuenta que se debe tomar la cantidad correcta, ya que su consumo excesivo es contraproducente.

Trata trastornos hepáticos

Gracias a la ‘curcumina’, la cúrcuma es un excelente tónico biliar. Incluso, el resto de sus componentes hepatoprotectores sirven como coadyuvantes para eliminar piedras en la vesícula biliar y favorecer el drenaje hepático. Al tener propiedades antiinflamatorias, es recomendada para personas con ictericia, cirrosis hepática y trastornos de vesícula.

Ayuda a tratar el cáncer

Sorprendentemente, el rizoma de esta planta contiene, al menos, diez componentes anticancerígenos, entre los que sobresalen, la curcumina y los betacarotenos. Estos elementos tienen propiedades protectoras ante varios tipos de cáncer, entre los que se encuentran el cáncer de colon, de piel, de mama y el cáncer del duodeno.

Además, ayuda notablemente al organismo a resistir los efectos de los medicamentos debilitantes y de tratamientos fuertes como la quimioterapia.

Es un potente antiinflamatorio

Los curcuminoides que tiene la cúrcuma le confieren grandes propiedades antiinflamatorias, llegando a ser casi tan efectivo como algunos medicamentos antiinflamatorios, pero sin los efectos secundarios de los mismos.

Por esta razón, es recomendada para trastornos en los que exista inflamación, como trastornos menstruales, enfermedad de Crohn, enfermedades del intestino, colon irritable, colitis, artritis, síndrome del túnel carpiano, obesidad, etc.

Protege de las enfermedades cardiovasculares

Otro de los beneficios de los componentes de la cúrcuma son sus propiedades cardioprotectoras, por eso, el consumirla frecuentemente trata y previene el riesgo de padecer enfermedades cardíacas.

Pero esto no es todo, sino que también ayuda a reducir el colesterol malo y los triglicéridos. Recomiendan que, además de llevar una dieta sana, pobre en grasas y natural, se deben condimentar los alimentos con cúrcuma para así prevenir de forma natural enfermedades cardiovasculares, como los infartos.

Funciona como un antidepresivo natural

Desde hace miles de años, la medicina tradicional china usa a la cúrcuma para tratar la depresión, la tristeza y la infelicidad. El extracto de cúrcuma, o lo que es lo mismo, la cúrcuma en polvo, estimula el sistema nervioso, activa el sistema inmunitario y despierta el estado de ánimo.

Es ideal para reducir los niveles de estrés, ya que produce un aumento de serotonina. Por esta razón, es muy utilizada en personas con depresión estacional o emocional, así como con otros trastornos relacionados.

beneficios

Guatila

El consumo de la guatila trae beneficios a la salud ya que ayuda a prevenir enfermedades y mejora patologías tales como diabetes e hipertensión. Además, es un regenerador celular por excelencia que

tiene bondades analgésicas y antiinflamatorias. Algunos de los hallazgos de Alejandra Sanabria, magister en ciencias y Química de la Universidad Nacional de Colombia, bajo la dirección del profesor Carlos Eduardo Narváez Cuenca, del departamento de química, fue encontrar compuestos fenólicos, los cuales poseen un alto peso molecular que a su vez interviene en algunas rutas metabólicas.

A partir de las hojas, tallos, raíces y frutos se encontró ácidos tales como: hidroxibenzoicos e hidroxicinamicos y estilbenos, lo que explicaría su alto peso molecular. Tiene componentes como: pectina, ácido galacturónico, arabinosa. Estas sustancias ayudan a regular el peso corporal y a mejorar la digestión. La guatila es un regenerador celular por excelencia que tiene bondades analgésicas y antiinflamatorias.

Beneficios:

La guatila ayuda a regular el ritmo cardíaco.

Es uno de los mejores diuréticos (contiene un 90% de agua).

Ayuda cuando se sufre de retención de líquidos.

Es una fuente de vitamina C, con proteínas y carbohidratos que regulan los niveles de colesterol.

Por su alto contenido en vitamina K, tiene una alta dosis de fibra dietética y carbohidratos, lo que ayuda a regular el funcionamiento del intestino.

Controla niveles de glucemia: muchos profesionales recomiendan el consumo de esta fruta especialmente a sus pacientes diabéticos, debido a que ayuda a nivelar el azúcar en la sangre.

Por su alto contenido de vitamina C es recomendable para controlar los síntomas y prevenir gripas y resfriados.

Preparaciones de la guatila

Con este fruto se puede comer cruda, por ejemplo: Rayada en ensaladas o cocinada. En sus usos, es similar a la papa, aunque requiere más tiempo de cocción para que ablande. Puede servir para espesar cremas o hacerse al horno gratinada. En jugo, puré, guisada con verduras, tortas, dulces entre otras preparaciones.

La guatila es baja en calorías que contiene vitaminas C, B6, B3 y B2, entre otras, además de minerales esenciales como el zinc, potasio, magnesio y sodio; de igual manera es una fuente rica en fibra, además de que su composición es mayormente de agua, lo que en conjunto evita el estreñimiento, regula el tránsito intestinal e hidrata al organismo, fortalece el sistema inmune, mejora la apariencia de la piel y del cabello.

En este jugo provee de una buena hidratación para las personas que realizan deportes, por lo que es recomendada cuando terminaste de ejercitarte. Además, ayuda a desintoxicar al organismo, lo que favorece el desecho de la grasa localizada en el organismo; también regula el azúcar en la sangre, gracias a su contenido de fibra, por esta razón es recomendada para personas con diabetes sin agregar endulzantes.

Combinado con el limón ayuda a combatir enfermedades respiratorias, ya que hay una suma de vitamina C, que a su vez actúan como poderosos antioxidantes que previenen afecciones respiratorias; en tanto, con la chía, que aporta ácidos grasos Omega 3 y fibra, disminuye el colesterol, por ello también es bueno para mantenerse en forma. Prueba hacer este jugo y probarlo regularmente, verás que es muy rico y que te ayudará a quemar calorías siempre que sea un complemento de una alimentación balanceada.

Jugo de guatila, limón y chía

Ingredientes:

2 guatilas sin espinas

1/2 taza de jugo de limón

1 cucharada de chía

1/2 taza de agua

Endulzante al gusto

Coloca las semillas de chía en el agua purificada, deja que repose por 10 minutos, para que se hidraten. Pasado este tiempo, lava muy bien los chayotes y pícalos en trozos grandes, sin eliminar la cáscara, pásalo a la licuadora con el jugo de limón y el agua con chía y endulzante al gusto, puedes utilizar, por ejemplo, 1 cucharada de miel, bate hasta que esté bien integrado y disfruta de su sabor refrescante.

Esta bebida se prepara mucho como un agua fresca a la que se le adicionan hielos, pues es realmente fresca y deliciosa para acompañar la comida; no obstante, se puede beber a cualquier hora del día.